Consolidar la práctica de Mindfulness

Una vez finalizados diferentes programas de 8 semanas basados en la Atención Plena o Mindfulness, ante la necesidad de un espacio donde practicar de manera formal Mindfulness y consolidar de manera compartida la práctica, hemos establecido los lunes y miércoles a las 19:00 horas la práctica de una hora. No es necesario tener práctica o conocimientos previos. Llámanos y te informaremos

Taller de iniciación al Mindfulness, 21 de julio

Para Jon Kabat‐Zinn (1990) la actitud y el compromiso son los fundamentos de la práctica de la atención plena. Los factores relacionados con la actitud son siete y constituyen los principales soportes de la práctica. A continuación se comentan cada uno de ellos:
No juzgar, asumiendo intencionadamente una postura de testigos imparciales de la propia experiencia, tratando de no valorar o reaccionar ante cualquier estímulo interno o externo que esté aconteciendo en el presente. Cuando se encuentra a la mente enjuiciando, lo importante y necesario es darse cuenta de que lo está haciendo.
Paciencia, comprendiendo que las cosas suceden cuando tienen que suceder, sin acelerar el proceso.
Mente del Principiante, estando dispuestos a verlo todo como si fuese la primera vez, quitando el velo de las propias ideas, razones, impresiones, creencias…, ningún momento es igual a otro, ninguna experiencia es igual a otra.
Confianza, escuchando el propio ser, creyendo en uno mismo, en los propios sentimientos, en la propia intuición, sabiduría y bondad.
No Esforzarse, practicar la atención plena sin tener la intención de obtener algún resultado.
Aceptación, tomando cada momento como llega y estando de lleno con él tal y como es. Viendo las cosas como son en el momento presente sin tratar de cambiarlas.
Ceder, dejando de lado, deliberadamente, la tendencia a elevar determinados aspectos de la experiencia y a rechazar otros, permitiendo que las cosas sean como son, sin aferrarse a ellas. El objetivo es soltar, dejar ir o desasirse de la experiencia, sea positiva o negativa.

Taller de Mindfulness

BENEFICIOS DE LA PRÁCTICA DE MINDFULNESS
El programa combina prácticas, validadas científicamente, derivadas de la meditación y el yoga, para restablecer nuestro equilibrio mental y corporal. La aplicación de estas prácticas en nuestra vida cotidiana puede ayudarnos a reducir nuestros niveles de estrés o ansiedad, dolor físico, dolor emocional, compulsiones y la prevención de recaídas.

¡Pide información sin compromiso .
Fecha:TODOS LOS MARTES DE JUNIO Y JULIO, 8 SESIONES
Precio: BONO DE 160 euros el programa
Horario: 18:00h  a 20:00h.
Lugar: PsicoClinic Lanzarote.

Aplicando Mindfulness y Disciplina Positiva en el instituto de Haría

Alta participación e implicación de padres y profesores en el taller de Mindfulness y Disciplina Positiva del pasado martes 8 de mayo. Asimismo, mostrar agradecimiento a Arecia, docente del instituto, que sin su esfuerzo e interés no habría tenido lugar el taller y al área de Educación del Ayutamiento de Haría por acercar a este bonito municipio las humanizadoras líneas educativas actuales. Gracias por haberlo hecho posible!

Taller de Mindfulness con Disciplina Positiva el , con 4º de la ESO, en el Instituto Blas Cabrera Felipe de Arrecife

Taller de Mindfulness con Disciplina Positiva, hoy 20 de abril, con 4º de la ESO, en el Instituto Blas Cabrera Felipe de Arrecife. Un placer compartir la experiencia.

Mindfulness te ayuda a aquietar la mente ante emociones fuertes, dándote el tiempo necesario para decidir qué responder, en lugar de reaccionar.

La Disciplina Positiva es un enfoque que promueve el respeto mutuo y la excelencia académica a través del aprendizaje socioemocional.

 

 

Centros Mindfulness

El Mindfulness puede ayudar a toda la comunidad docente a desarrollar una forma de enseñar y de ser, consciente, plena y ética. Ofrece técnicas y herramientas con las que mejorar la capacidad de aprendizaje, el bienestar en el aula y del resto de sus vidas en general.

Dossier Centros Mindfulness

Mindfulness para grupos corporativos o empresas

Mindfulness Workshop está dirigido a personas responsables en la toma de decisiones, en la dirección de equipos o a cualquier profesional interesado en desarrollar su capacidad de concentración, redundando en una mayor eficiencia profesional y en una satisfactoria calidad de vida.

¿Cómo describirías tu rutina diaria en el trabajo o en casa? ¿La calificarías como satisfactoria? ¿Sientes que tus obligaciones te marcan un ritmo imparable? ¿Encuentras la ocasión para detenerte y disfrutar de unos momentos de atención plena?

El éxito de Mindfulness en la mejora de la gestión del estrés, ansiedad y depresión está logrando que su práctica se extienda rápidamente. Numerosos estudios concluyen su efectividad gracias a su práctica continuada.

Dossier Mindfulness Empresas

«El piloto automático».

A veces podemos conducir kilómetros en piloto automático, sin ser realmente conscientes de nuestra conducción. En muchas ocasiones no estamos presentes en la mayor parte de nuestras vidas, realizando diferentes tareas mientras pensamos en las que vamos a realizar a continuación. En piloto automático, solemos estar más reactivos a los eventos de nuestro entorno. Al hacernos cada vez más conscientes de nuestros pensamientos, emociones y sensaciones corporales, nos brindamos la oportunidad de elegir como responder a las diferentes situaciones, en lugar de reaccionar automáticamente. Mindfulness es el entrenamiento sistemático de la mente que permite desarrollar recursos internos de auto-regulación, ofreciendo la posibilidad de desactivar el piloto automático

 

Mindfulness. Programa de Reducción del Estrés

Desde el 23 de octubre hasta el 19 de diciembre de 2017, un día a la semana, 2 horas y media.

Para más información 634.590.508  o pincha aquí

BENEFICIOS DE LA PRÁCTICA DE MINDFULNESS

El programa combina prácticas, validadas científicamente, derivadas de la meditación y el yoga, para restablecer nuestro equilibrio mental y corporal. La aplicación de estas prácticas en nuestra vida cotidiana puede ayudarnos a reducir nuestros niveles de estrés o ansiedad, dolor físico, dolor emocional, compulsiones y con la prevención de recaídas.

Beneficios:

Reduce el sufrimiento. Nos ayuda a desarrollar un “yo” observador que nos permite contemplar el fluir de los pensamientos sin dejar que la corriente nos arrastre y golpee con lo que lleva. Con la práctica vamos detectando los patrones de pensamiento más pequeños y manejables. Desactivamos el piloto automático, permaneciendo atentos y alerta en las situaciones estresantes. Sin reaccionar, respondiendo adecuadamente a la situación actual.  Nos ayuda a observar los pensamientos como lo que son, solo pensamientos. Al desactivar el piloto automático, observamos los pensamientos con curiosidad, abiertos y conscientes de lo que son, separándolos de nuestra experiencia.

La lucha por eliminar elementos “aversivos” de nuestro mundo interno tiene el efecto rebote, cumpliéndose la máxima: “si no los quieres, lo tendrás”. Con la práctica, podrás observar estos elementos no deseados sin sentir la necesidad de expulsarlos activamente, ya que tendrás la oportunidad de comprobar que como vienen se van. No tratamos de distraernos evitando estos elementos que nos producen aversión, ya que como demuestra la Teoría de la Conducta, la evitación nos causará más problemas. Estar presentes sin alimentarlos o reprimirlos hasta que se extingan de forma natural.

Favorece el surgimiento de soluciones creativas. Con frecuencia, este humilde acto de estar quietos y en silencio, favorece la interrupción de la escalada de emociones destructivas, volviéndonos más libres de actuar con habilidad. Nuestra mente inconsciente, podrá entonces, procesar la información de modo diferente, encontrando respuestas nuevas y efectivas.

Una mayor apreciación de la vida. Estando más presentes “en el momento”, las experiencias corrientes como lavar los platos, conducir hacia el trabajo, tomar un baño, comer… toman una cualidad de descubrimiento, vivenciándose de manera más satisfactoria.

Mejora la salud. Los estados de atención implican no solo a la mente sino también al cuerpo, aumentando las ondas alfas cerebrales, reduciendo la conductividad de la piel y facilitando la eficiencia del metabolismo. Ocho semanas de entrenamiento son suficientes para incrementar la regulación emocional; la actividad de la corteza prefrontal izquierda que está asociada al bienestar, optimismo y resiliencia (Davidson y Begley, 2012); y aumentar materia gris en regiones cerebrales que intervienen en procesos de memorización y aprendizaje.